Artritis reumatoide autoinmune: qué es, mejores ejercicios y remedios

Artritis reumatoide autoinmune

La Artritis reumatoide autoinmune, conocida como artritis reumatoide, es una enfermedad inflamatoria crónica que se desarrolla en las articulaciones. Se calcula que un enfermo por cada 250 habitantes, con una incidencia del 1% en Italia. La enfermedad afecta principalmente a mujeres de entre 40 y 60 años.

Artritis autoinmune

¿Qué es la Artritis reumatoide autoinmune?

La Artritis reumatoide autoinmune es una de las enfermedades osteoarticulares y es, en comparación con las demás, la forma de artritis más grave para el cuerpo humano debido al daño estructural y permanente que provoca en los huesos y a las complicaciones asociadas.

Al ser una enfermedad autoinmune, el sistema inmunitario ataca a los tejidos sanos. No reconoce que pertenece al cuerpo y comienza a atacarlo. En este caso concreto, está afectada la membrana sinovial, es decir, la estructura que recubre las articulaciones que interactúan con los huesos. En el momento en que la inflamación se genera y comienza a progresar, provoca daños que se extienden hasta afectar y destruir completamente el cartílago. A continuación, puede llegar a los huesos y a los tejidos, provocando una discapacidad permanente. A mayor escala, se ven afectados los músculos, los vasos, los pulmones, el corazón, el sistema nervioso y el aparato visual.

Por qué se desarrolla la Artritis reumatoide autoinmune: qué lo provoca

Los estudios no son seguros sobre las causas de la Artritis reumatoide autoinmune. Según los científicos, hay varios factores implicados. La predisposición genética sería un desencadenante básico, seguido de factores ambientales como la edad, el tabaquismo, los factores hormonales y las infecciones desarrolladas a lo largo del tiempo. Incluso se habla de la dieta, por lo que se aconseja seguir la dieta mediterránea con el equilibrio adecuado de todos los elementos y la presencia de aceites, verduras y pescado que protegen contra la gravedad de la enfermedad.

LEER mas   Remedios para la artritis. Los mejores remedios para la artritis

Síntomas de la Artritis reumatoide autoinmune

Los primeros síntomas para identificar esta enfermedad son el dolor, la inflamación localizada, la incapacidad para realizar movimientos normales, la dificultad para articular los huesos. El dolor aparece de repente, para algunos puede ser más leve, para otros más severo. Sin embargo, para todos ellos, degenera con el tiempo hasta el punto de impedir el movimiento. Las personas informan de una rigidez real, que se intensifica por la mañana después de despertarse, cuando el sistema musculoesquelético ha estado en reposo durante muchas horas. La rigidez disminuye con el paso de las horas, pero la funcionalidad sigue siendo reducida debido a la sinovitis. En los casos graves, los huesos se esguinzan. Las partes del cuerpo más afectadas son las articulaciones de las manos, los pies, las muñecas, las rodillas, los hombros, los tobillos y las caderas.

Casi siempre, hasta en un 70% de los casos, la enfermedad se presenta de forma gradual, y sólo en un 25% de los casos tiene un inicio inmediatamente grave. También pueden aparecer síntomas relacionados, como fatiga, fiebre y pérdida de peso.

Cómo se diagnostica la enfermedad

Primero aparece el dolor articular, que a menudo se subestima, luego viene la dificultad articular y después la rigidez, y sólo entonces los pacientes buscan atención médica. De hecho, los síntomas iniciales son muy generales y también están relacionados con otras patologías. Sobre todo en algunos casos, puede ser difícil para el especialista diagnosticar inmediatamente la Artritis reumatoide autoinmune. Las pruebas de laboratorio prescritas son útiles, pero suele ocurrir que cuando hay dolor e hinchazón en las articulaciones, que persisten durante más de seis semanas, es necesaria una visita al reumatólogo.

LEER mas   Artritis infantil: cómo se manifiesta y mejores remedios

Uno de los elementos más utilizados para determinar el inicio de la enfermedad es el marcador anti-CCP, que denota la presencia de anticuerpos contra el péptido citrulinado. También se informa de otras pruebas como la VSG, la PCR y la anemia. Los exámenes estructurales, como las radiografías, también son útiles para confirmar la patología. Sin embargo, especialmente en las primeras etapas, estas manifestaciones no pueden detectarse radiográficamente, por lo que no siempre es fácil llegar a una conclusión. En estadios más avanzados, las radiografías o ecografías de las articulaciones, junto con exámenes específicos como la resonancia magnética, pueden mostrar la inflamación de los huesos.

Remedios y tratamiento contra la Artritis reumatoide autoinmune

Una vez diagnosticada la enfermedad, el remedio es ciertamente farmacológico. Sin embargo, cuando se revela en una fase temprana, se puede hacer mucho sobre el curso de la enfermedad mediante ejercicios y otras variables.

Lo primero que hay que hacer es reducir el dolor, es decir, recuperar la movilidad. Para ello, se recetan antiinflamatorios no esteroideos y corticoides. Los primeros se utilizan para controlar el dolor, los segundos para mantener a raya la enfermedad. Sólo en casos graves se puede recurrir a la cirugía.

Suplemento y pomada natural recomendados

Para una mayor eficacia, se recomienda el uso de ambos productos:

Artrolux Crema

artrolux opiniones
  • Alivia el dolor

  • Efecto rápido

  • Elimina la hinchazón

  • Antiséptico

  • Renueva las fibras musculares

Artrolux +

Artrolux+
  • Con polvo de perlas

  •  Regenera las articulaciones

  • Regenera los tejidos

  • Alivia el dolor articular

  • OK para la artritis

  • OK para la artrosis

  • OK para la osteocondritis

  • Ingredientes naturales

  •  Aprobado por el Ministerio de Sanidad

Aceite de CannabisVital

eco natural aceite cbd
  • Aceite de cannabis de alta concentración

  • Alivia instantáneamente el dolor

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Restablece la movilidad de las articulaciones

Ejercicios

Como se ha mencionado anteriormente, los ejercicios y la fisioterapia desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la movilidad y la fuerza muscular. Estos permiten la rehabilitación del movimiento. Para empezar, los médicos recomiendan simplemente hacer citas diarias como salir a caminar; el ritmo moderado del ejercicio y su ejecución día tras día son esenciales. Los estiramientos también son esenciales, especialmente en los pacientes de edad avanzada. Pero la palabra clave es siempre la repetición y la ejecución. Hay que tener un programa detallado. Los ejercicios en la piscina también son muy útiles, ya que estimulan el flujo sanguíneo a las extremidades y mejoran la movilidad de las rodillas, los pies y las caderas.

LEER mas   Artritis tobillo: ejercicios y remedios recomendados

Para un correcto diagnóstico y un adecuado plan terapéutico, también desde el punto de vista de la actividad física, es imprescindible consultar a un especialista que pueda orientar al paciente, según el estadio de la enfermedad, hacia la mejor fórmula para su estado. Sin embargo, incluso en las formas más graves, es posible aliviar el dolor y, sobre todo, recuperar la movilidad, empezando por medidas sencillas como la pérdida de peso, los ejercicios diarios, aunque sean muy ligeros, y las ortesis localizadas que ayudan a limitar el dolor y la hinchazón. La intervención temprana al inicio de los primeros síntomas permite, obviamente, un curso completamente diferente de la enfermedad y de los problemas relacionados.