Artrosis acromio clavicular ¿Qué es? Ejercicios y remedios

Artrosis acromio clavicular

La Artrosis acromio clavicular es una enfermedad artrítica degenerativa que se desarrolla en el hombro. De hecho, la articulación acromioclavicular es la articulación entre la clavícula y la parte superior llamada acromion.

Cuando la erosión del cartílago se produce en estas zonas, los huesos subyacentes y, por tanto, también los tejidos, sufren daños permanentes. Este déficit no sólo conduce a la incapacidad de mover la articulación correctamente, sino también a un dolor artropático agudo localizado.

Artrosis acromio clavicular

¿Qué es la Artrosis acromio clavicular?

La artrosis localizada en esta sección es uno de los tipos de artrosis más comunes, aunque menos conocidos. La gente suele vivir con dolor de hombro e incapacidad de movimiento sin un diagnóstico correcto. Por lo tanto, cuando se produce un dolor articular persistente, lo mejor es consultar al médico sin esperar demasiado tiempo. A menos que haya habido un traumatismo directo, es extraño que un dolor sea fuerte y persistente durante varias semanas.

El hombro tiene cinco articulaciones, la articulación acromioclavicular se puede palpar simplemente con los dedos y va desde la clavícula hasta el hombro. Hay dos ligamentos en el hombro, que se encargan de aliviar y distribuir el peso. Luego hay un disco interarticular, compuesto de cartílago, que actúa como cojín entre las dos cabezas articulares.

Cuando movemos el brazo, esta estructura normalmente hace que todos los elementos trabajen juntos, por lo que no es sólo el músculo o el tendón el que actúa. Trabajar en sincronía permite que la escápula se mueva y, por tanto, se desplace.

LEER mas   Rizoartrosis ¿Qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento?

La degeneración osteoartrítica de la acromioclavicular tiende a desarrollarse cuando la pieza está sometida a una tensión constante. Las personas que realizan trabajos pesados y extenuantes, los deportistas que levantan pesas pueden sufrir esta enfermedad. También están relacionados los traumatismos como la luxación de la clavícula, una caída, microtraumatismos repetidos como consecuencia de una mala postura. Estas son las causas “externas” que pueden provocar la enfermedad.

Otro componente, mucho más complejo, es una enfermedad degenerativa que se desarrolla lentamente y generalmente con la edad avanzada. Las articulaciones, al igual que los órganos y otras partes del cuerpo, empiezan a sufrir desgaste y, por tanto, a degenerar.

Los espolones suelen desarrollarse en la zona de la articulación, lo que agrava la afección porque desgastan los tendones aún más rápido. Cuando aparecen el dolor y la incapacidad de movimiento, el cuadro patológico suele estar ya avanzado.

Los componentes inflamatorios, por el contrario, son causados por el estrés mecánico continuo, como se ha mencionado anteriormente, como el levantamiento de pesas, el trabajo pesado y los traumatismos, en cuyo caso es posible intervenir antes de que la situación empeore.

Diagnóstico y síntomas de la Artrosis acromio clavicular

Los síntomas son esenciales para un diagnóstico correcto. La Artrosis acromio clavicular se presenta con un dolor localizado en el hombro, especialmente en la parte delantera. La zona también puede aparecer hinchada y el movimiento puede ser difícil y especialmente doloroso al mover la extremidad hacia el lado opuesto.

Si las molestias tienden a ser crónicas, hay que consultar a un especialista. Un examen médico y el estudio de los antecedentes del paciente le facilitarán la identificación de la patología descrita. Una tomografía computarizada o una resonancia magnética también serán útiles para diagnosticar la enfermedad. De este modo se puede saber en qué fase se encuentra y, sobre todo, si hay signos degenerativos como osificaciones.

LEER mas   Artrosis dedo pulgar mano: ejercicios y remedios recomendados

Terapia y remedios útiles

La terapia puede variar en función de la evolución de la enfermedad, desde el tratamiento local hasta la cirugía en los casos más graves.

La primera opción es siempre la fisioterapia, ya que la rehabilitación puede restablecer el movimiento y evitar que la enfermedad evolucione hacia daños graves. Luego, para las fases más avanzadas, se utilizan analgésicos y antiinflamatorios, que pueden ayudar al paciente a controlar el dolor.

La infiltración local de la articulación también es útil para un alivio rápido. Sólo en los casos más graves se realiza una intervención quirúrgica, es decir, cuando el dolor se vuelve crónico y el movimiento está totalmente inhibido. El tratamiento quirúrgico puede llevar a la resección del tercio distal de la clavícula, a la extirpación de la articulación (se hace por artroscopia), a la regularización de la superficie articular.

Además de estos tratamientos directos, es necesario que el paciente: reduzca el trabajo extenuante en la zona afectada, mantenga un peso normal, descanse cuando aparezca el dolor, mantenga la movilidad articular con ejercicios y programas adecuados.

Suplemento y pomada natural recomendados

Para una mayor eficacia, se recomienda el uso de ambos productos:

Artrolux +

Artrolux+
  • Con polvo de perlas

  •  Regenera las articulaciones

  • Regenera los tejidos

  • Alivia el dolor articular

  • OK para la artritis

  • OK para la artrosis

  • OK para la osteocondritis

  • Ingredientes naturales

  •  Aprobado por el Ministerio de Sanidad

Artrolux Crema

artrolux opiniones
  • Alivia el dolor

  • Efecto rápido

  • Elimina la hinchazón

  • Antiséptico

  • Renueva las fibras musculares

Aceite de CannabisVital

eco natural aceite cbd
  • Aceite de cannabis de alta concentración

  • Alivia instantáneamente el dolor

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Restablece la movilidad de las articulaciones

Ejercicios

A diferencia de otros tipos de artrosis, la Artrosis acromio clavicular requiere reposo en los momentos de máximo dolor pero ejercicios durante el tiempo en que el dolor es manejable. De este modo, no hay riesgo de movilización total de la extremidad. En primer lugar, es esencial practicar siempre los estiramientos antes de empezar. Un tipo de ejercicio recomendado es llevar el brazo hasta el omóplato, y luego desarrollar programas para fortalecer el manguito de los rotadores y los músculos adyacentes. Esto no resuelve el problema, pero ayuda a que los síntomas sean mínimos y molestos.

LEER mas   Artrosis sacroiliaca: Ejercicios, remedios causas, síntomas, tratamiento y nutrición ...

Después de la cirugía, sigue siendo una buena idea aprender a hacer ejercicio y tener una férula de apoyo durante algún tiempo. Además de la fisioterapia propiamente dicha, puede ser útil realizar un entrenamiento muy ligero. Los masajes locales y los tratamientos manuales realizados por personal experimentado también son eficaces para aliviar el dolor.

El consejo de los expertos en una fase temprana es mantener la enfermedad bajo control. Con las medidas adecuadas, sobre todo si la enfermedad y el dolor están causados por una inflamación mecánica externa, es posible no sólo limitar los síntomas, sino sobre todo restablecer el movimiento adecuado. Por eso es útil consultar a un especialista al principio de la aparición de los déficits motores y del dolor, para evitar evitar la cirugía y la rehabilitación.