Artrosis de manos: ejercicios y remedios recomendados

Artrosis de manos

La artrosis de las manos es una patología compleja que afecta a los dedos de la mano y a la articulación del movimiento en general. Se denomina comúnmente artrosis de manos y es más frecuente en personas mayores, mujeres, obesos y personas que realizan trabajos extenuantes o practican deportes de competición con pesas. La artrosis se localiza en la muñeca y los dedos y provoca dolor, rigidez articular y también puede dar lugar a hinchazón, espolones óseos y nódulos en la mano.

La mano está formada por 27 huesos, divididos en tres categorías: carpo, metacarpo y falanges (los dedos). Por lo tanto, no son sólo los huesos de los dedos los que proporcionan el movimiento, sino también los de la mano.

Artrosis de manos

¿Qué es la Artrosis de manos?

La artrosis de la mano es un tipo común de artrosis que afecta a toda la mano con un proceso inflamatorio que afecta a las articulaciones. El dolor se localiza principalmente en la base del pulgar, la muñeca y las articulaciones proximales y distales.
Puede ser intenso y repentino o progresar con el tiempo, intensificándose y haciéndose insoportable.

Causas de la Artrosis de manos

La artrosis de las manos es el resultado de un proceso degenerativo del cartílago articular. La causa es el adelgazamiento progresivo del cartílago, que provoca el roce de los huesos entre sí y, por tanto, dolor e inflamación.

Entre los factores de riesgo más importantes están la edad, el sexo femenino, los accidentes, la obesidad y los tipos de trabajo extenuante.

LEER mas   Artrosis dieta recomendada. Dieta recomendada para la artrosis

Síntomas de la Artrosis de manos

Los síntomas típicos de la artrosis de la mano son la rigidez muscular y articular, el dolor intenso, especialmente por la mañana y después de no moverse, la hinchazón de la zona y la reducción de la movilidad articular. Sin embargo, también pueden aparecer otros signos, como hinchazones entre la segunda y la tercera falange (llamados nódulos de Heberden), y protuberancias entre las falanges (nódulos de Bouchard). La situación puede degenerar hasta el punto de que las manos se deformen.

Diagnóstico

Para un diagnóstico correcto, es importante visitar a un especialista en ortopedia tras los primeros síntomas. Después de un examen visual, prescribirá pruebas específicas como gammagrafías óseas, radiografías y otras investigaciones para conocer el nivel del cartílago.

En las primeras etapas de desarrollo la situación puede no ser tan evidente. Esto puede conducir a una progresión de la enfermedad, por lo que es bueno explicar al médico todos los síntomas, incluso los transitorios, como la hinchazón localizada y la sensación exacta de dolor.

Tratamiento y terapia de la Artrosis de manos

La artrosis de las manos es una enfermedad que tiende a hacerse crónica porque no existe un tratamiento específico que conduzca a una resolución completa. Es decir, no es posible curar, sino sólo aliviar los síntomas. Cuando se adopta un enfoque conservador de este tipo, el primer paso es reducir el dolor, es decir, simplificar el movimiento, la flexión de los dedos y la articulación.

A continuación, es útil restablecer la plena movilidad de la extremidad. Sólo en los casos más extremos se recurre a la cirugía, que en cualquier caso es compleja. Los especialistas tienden a optar por un sistema conservador, y sólo en casos de dolor crónico o incapacidad de movimiento se opta por un enfoque directo.

LEER mas   Artrosis deformante: qué es, ejercicios y remedios

Terapia conservadora

Para seguir un tratamiento conservador, es necesario mantener la extremidad en reposo, para que se elimine la inflamación. A continuación, aplique hielo varias veces al día con compresas que duren al menos 15 minutos. Los antiinflamatorios no esteroideos recetados por un especialista son útiles para combatir el dolor.

Entre ellos se encuentran la aspirina y el ibuprofeno para empezar, y luego medicamentos más específicos en casos más avanzados. Los aparatos ortopédicos también pueden ser útiles para detener el movimiento, especialmente por la noche, y evitar despertarse con las manos doloridas.

También son útiles las cremas locales, tanto las naturales como las que contienen capsaicina, que tiene un gran poder antiinflamatorio. En los casos en los que la enfermedad está más avanzada, se pueden utilizar infiltraciones locales y fisioterapia. De hecho, es muy importante hacer ejercicios y mantener un movimiento regular. El ejercicio, y por tanto el movimiento de la extremidad, debe ser constante, ligero, por lo que no se basa en las pesas sino en el estiramiento y la funcionalidad de los músculos de la mano.

Terapia quirúrgica

En los casos en los que el dolor se vuelve crónico y el movimiento resulta casi imposible, se recurre a la cirugía. Se pueden reconstruir las articulaciones dañadas e incluso insertar prótesis de tejidos como tendones y ligamentos. En el segundo caso, se puede optar por la fusión de las partes afectadas del hueso, eliminando el exceso de tejido si se produce un crecimiento óseo.

Consejos y remedios

Los expertos consideran que, además de todos estos enfoques, es fundamental prestar atención a la dieta. La alimentación es muy importante, una dieta sana con fruta, verdura y cereales permite un peso corporal adecuado y, por tanto, una menor tensión en la articulación. Se prefieren las uvas, las manzanas, las cebollas, las bayas, el brócoli, las verduras verdes, las cerezas, las ciruelas y los cítricos.

LEER mas   Artrosis en la columna vertebral: ejercicios y remedios

En estos casos siempre se recomienda hacer ejercicio, ya que el dolor tiende a agudizarse cuando no se mueve la mano, y de hecho es cada vez más doloroso por la mañana. Evidentemente en casos de dolor agudo se puede parar, de lo contrario siempre es conveniente practicar un ejercicio moderado en el tiempo.

Consulte a un médico cuando el dolor se vuelva constante e insoportable y hágase las pruebas necesarias. Evitar el sobrepeso y la obesidad, no fumar y mantener un estilo de vida activo son consejos clave. A continuación, puede mejorar su estado y sus síntomas con medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad y con fármacos biotecnológicos que han demostrado ser óptimos para sus articulaciones. El diagnóstico precoz, como en todas las enfermedades de este tipo, es esencial para frenar la progresión y evitar la degeneración de los síntomas y la necesidad de cirugía.

Suplemento y pomada natural recomendados para la Artrosis de manos

Para una mayor eficacia, se recomienda el uso de ambos productos:

Artrolux +

Artrolux+
  • Con polvo de perlas

  •  Regenera las articulaciones

  • Regenera los tejidos

  • Alivia el dolor articular

  • OK para la artritis

  • OK para la artrosis

  • OK para la osteocondritis

  • Ingredientes naturales

  •  Aprobado por el Ministerio de Sanidad

Artrolux Crema

artrolux opiniones
  • Alivia el dolor

  • Efecto rápido

  • Elimina la hinchazón

  • Antiséptico

  • Renueva las fibras musculares

Aceite de CannabisVital

eco natural aceite cbd
  • Aceite de cannabis de alta concentración

  • Alivia instantáneamente el dolor

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Restablece la movilidad de las articulaciones