Bursitis del tendón de Aquiles: ejercicios y remedios

Bursitis del tendón de Aquiles

La bursitis del tendón de Aquiles es una inflamación de la bursa serosa, el saco en el que está contenido el líquido sinovial de las articulaciones. Cuando esto ocurre, el tendón afectado provoca dolor con cada movimiento, dificultándolo.

Si la bursitis se produce en el tendón de Aquiles, significa que el estado inflamatorio se localiza en la zona de la parte posterior del talón, entre la piel y el tendón de Aquiles. En algunos casos, sin embargo, se sitúa por delante del tendón, por encima del hueso que forma el talón del pie. La inflamación provoca un dolor que a menudo impide caminar con normalidad. ¿Cuáles son los síntomas y qué se puede hacer al respecto?

Bursitis del tendón de Aquiles

Cómo tratar la bursitis del tendón de Aquiles

Para aliviar el dolor, se aplican compresas calientes o frías en la zona dolorida, se toman AINE (antiinflamatorios no esteroideos) y se realizan infiltraciones de corticoides. En algunos casos puede ser útil cambiar el calzado para mejorar la situación, mientras que en los casos más graves puede ser necesaria la cirugía.

La bursitis posterior se trata para reducir la inflamación y actuar sobre la postura del pie recomendando un calzado adecuado para reducir la presión y el movimiento en la parte posterior del talón. Para ello existen taloneras de látex que ayudan a aliviar la presión elevando el talón. A veces puede ser útil colocar una especie de almohadilla de gel en la parte inflamada.

Tacones de látex

Tuli's Talloniere
  • Las talloniere avvolgenti TULI'S Natural reproducen el tampón grasa del talón que, con el tiempo Visillos, ridursi. desempeñan, además, una acción preventiva importante en cuanto a su estructura patentada nido de abeja para absorber totalmente todos los golpes que podemos sufrir cuando camminiamo pratichiamo deportiva y actividades.

  • Los materiales con los que se realizan las talloniere avvolgenti TULI'S recuperarán sin demora la forma, gracias a la "memoria" del material tras la pressione. el material no indurisce y no se rompe con el uso.

  • Ayuda en los casos de dolor de espalda, problemas de complejidad de las piernas o problemas de peso excesivo obesidad y lactancia.

Una tobillera ortopédica también podría ser un buen remedio.

LEER mas   Bursitis de la mano: ejercicios y remedios

FGP - Cavigliera ortopedica
  • La tobillera se recomienda como vendaje para el tendón de Aquiles, en caso de inflamación de medio a fuerte entidad.

  • En caso de inflamaciones agudas y crónicas del tendón de Aquiles.

  • Inflamaciones posttraumáticas y postoperatorias.

Sandalia

Ideale per le fratture

  • ● Los zapatos de lona ecológica están diseñados con una malla transpirable, que es cómoda y ligera, y la suela es antideslizante. Adecuado para pies izquierdo y derecho.

  • La suela es ligera, el conjunto es ancho y el talón está abierto. El paciente camina de forma estable y es relativamente cómodo. El diseño de la suela es fácil de deslizar y de limpiar.

  • Cómodo diseño de suela curvada, suela ancha y forma de arco única para reducir el movimiento del tobillo

Como alternativa, se puede elegir un zapato de espalda abierta y llevarlo hasta que el estado inflamatorio se reduzca por completo. Se puede adquirir un calzado especial diseñado para evitar la presión sobre el talón. Las plantillas ortopédicas, por su parte, ayudan a estabilizar el pie evitando movimientos incorrectos que podrían aumentar la irritación. Otros tipos de calzado consisten en un acolchado diseñado para reducir la inflamación del tendón de Aquiles.

Si todos estos tratamientos no producen una mejora, la extirpación quirúrgica del talón puede ser esencial. Antes de recurrir a esta solución extrema, se pueden realizar algunos ejercicios físicos específicos para corregir la postura, aliviar la presión y solucionar el problema evitando que se repita.

Suplemento y pomada natural recomendados

Para una mayor eficacia, se recomienda el uso de ambos productos:

Artrolux Crema

artrolux opiniones
  • Alivia el dolor

  • Efecto rápido

  • Elimina la hinchazón

  • Antiséptico

  • Renueva las fibras musculares

Artrolux +

Artrolux+
  • Con polvo de perlas

  •  Regenera las articulaciones

  • Regenera los tejidos

  • Alivia el dolor articular

  • OK para la artritis

  • OK para la artrosis

  • OK para la osteocondritis

  • Ingredientes naturales

  •  Aprobado por el Ministerio de Sanidad

Aceite de CannabisVital

eco natural aceite cbd
  • Aceite de cannabis de alta concentración

  • Alivia instantáneamente el dolor

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Restablece la movilidad de las articulaciones

Síntomas de la bursitis del tendón de Aquiles

Los síntomas de la bursitis posterior pueden presentarse con un notable eritema debido al enrojecimiento de la piel en la zona afectada, dolor y sensación de calor en el talón. Si no se actúa a tiempo, la piel puede empezar a escamarse, seguida de una hinchazón que parece un bulto. Si se presiona, duele y puede enrojecerse debido a la inflamación. Si el bulto es duro al tacto, la bursitis se ha vuelto crónica.

LEER mas   Calcificacion tendon hombro, bursitis de hombro: ejercicios y remedios

Ejercicios para la bursitis del tendón de Aquiles

A continuación, te presentamos una serie de ejercicios de fisioterapia que pueden prevenir, reducir y tratar la bursitis del tendón de Aquiles.

1. Sentadilla natural

Esta es una posición útil para prevenir muchos tipos de lesiones. Es una posición que no provoca tensión, sino que actúa estirando el tendón. Esto proporciona el estiramiento de la parte posterior del pie que es esencial para mantener esta parte delicada e importante del cuerpo en una condición ideal. Este estiramiento es esencial para movimientos como la carrera, durante la cual el tendón de Aquiles se ve sometido a un gran esfuerzo.

La posición natural de la sentadilla es de pie con las piernas ligeramente separadas y las rodillas ligeramente flexionadas, todo debe ser equilibrado y realizado dentro de las limitaciones de su cuerpo. Una vez que hayas encontrado la posición más cómoda, mantenla durante unos segundos antes de hacer una pausa y repetir. Esto fortalece los músculos, las articulaciones y los tendones.

2. De pie sobre los dedos de los pies

Este es un excelente ejercicio para prevenir la bursitis del tendón de Aquiles y también es una forma útil de comprobar si el tendón está sufriendo. Al ponerse de puntillas, se puede comprobar si hay molestias, incomodidad o dolor, en cuyo caso es necesaria una visita al especialista.

Para realizar el ejercicio, debe apoyarse en una superficie estable, como una mesa, una silla o una pared. Una vez que hayas encontrado un apoyo estable, levanta el cuerpo sobre las puntas de los pies y mantenlo durante unos segundos antes de volver lentamente a la posición. Repite 10 veces, haz una pausa de 15 segundos y vuelve a realizar el ejercicio. Si sientes un dolor agudo, detén el movimiento inmediatamente, pero si no hay problemas particulares, continúa el movimiento ocasionalmente para controlar la salud de tus tendones.

LEER mas   Bursitis de rodilla: ejercicios y remedios

3. Auto-masaje

El masaje es una práctica que no debe subestimarse. Además de ser útil para diferentes partes del cuerpo, es una forma útil de mantener los músculos y los tendones en perfecta forma. Cada noche, antes de acostarse, o por la mañana nada más levantarse, tómese un tiempo para dar un masaje a su pie, prestando atención al tendón.

Durante esta práctica debes comprobar si sientes que algunas zonas tienen menos elasticidad que otras, si es el tendón de Aquiles el que está rígido o si sientes dolor debes acudir a la consulta de un especialista. Si no, no hay problemas ni inflamación.

Repetir el masaje de forma suave todos los días es un buen hábito para mantener el pie en perfecto estado de funcionamiento controlando su función. La tendinitis de Aquiles se puede prevenir con una correcta manipulación de la zona, y también es una buena forma de realizar un autodiagnóstico precoz para evitar que la situación empeore.

Conclusión sobre la Bursitis del tendón de Aquiles:

La bursitis del tendón de Aquiles es una inflamación que provoca molestias y dolor hasta el punto de dificultar la marcha. Los ejercicios y el masaje descritos en este artículo, realizados de forma consciente y centrándose en las reacciones del cuerpo, ayudan a prevenir, tratar y controlar el tendón de Aquiles y a mantener el pie en perfecta forma.