Causalgia: Mejores tratamientos, curas y remedios

Causalgia

La causalgia es un patología neurálgica en el que la sensación de dolor se manifiesta como una fuerte sensación de ardor. Este síntoma, que es continuo en el tiempo, suele ser difícil de localizar y se produce como resultado de eventos traumáticos o lesiones en los llamados nervios medianos.

La sensación de dolor, a menudo espontánea, también aumenta como consecuencia del estado emocional de la persona afectada y puede ir acompañada de diversas manifestaciones, o síntomas, en la piel, los músculos y los huesos.

Causalgia

Causalgia: ¿qué es?

La causalgia se caracteriza por ser un síndrome muy doloroso que afecta a los nervios periféricos: además de ser dolorosa, es muy rara. El sistema nervioso central, formado por el cerebro y la médula espinal, está conectado al sistema nervioso periférico por estos nervios, que actúan como miembros y órganos.

La causalgia, en función de los síntomas, puede distinguirse en:

causalgia mayor, que es la forma más agresiva de la enfermedad;
la causalgia menor, que es la forma más agresiva de la afección; y la causalgia menor, que es la forma de la afección que se manifiesta con síntomas menos graves, pero aún así muy molestos, y que pueden compararse con los característicos de la distrofia.

La causalgia también suele recibir otros nombres, dependiendo no sólo de los síntomas sino también de la zona afectada. Entre estos nombres, podemos mencionar

-Atrofia de Sudeck
-distrofia neuro-vascular refleja;
-síndrome hombro-mano.

LEER mas   Artralgia manos: Mejores tratamientos, curas y remedios

Causas de la causalgia

La causalgia está causada con mayor frecuencia por lesiones del plexo branquial que afectan a los nervios que conectan el cuello con el brazo.

Otras causas también pueden consistir en:

amputaciones accidentales
aplastamiento, como por ejemplo el bloqueo accidental de los dedos en la puerta de un coche;
traumatismos por quemaduras;

Los síntomas son muy fuertes ya que se manifiestan en un dolor que provoca la liberación de noradrenalina, que es un neurotransmisor que regula los síntomas vasculares.

Síntomas: ¿cuáles son?

Uno de los síntomas más comunes de la causalgia es la sensación de ardor en las manos y los pies, que se produce en las 24 horas siguientes a la causa de la inflamación. A medida que pasa el tiempo, todos los síntomas típicos de esta afección tienden a amplificarse y, en consecuencia, el dolor aumenta considerablemente.

El rasgo característico de la causalgia es que provoca cambios vasculares: éstos se denominan vasodilatación, que consiste en un aumento del tamaño de los vasos sanguíneos, y vasoconstricción, que es el fenómeno opuesto de la reducción de los vasos sanguíneos.

Otros síntomas comunes asociados a la aparición de este fenómeno son:

-pérdida de cabello;
-dedos de las manos y de los pies afilados;
-cambio de sudoración;
-piel seca o escamosa;
-uñas agrietadas.

Diagnóstico de la causalgia: ¿cómo se produce?

Para diagnosticar completamente la presencia de causalgia, es necesario realizar una anamnesis completa y una exploración física adecuada, todo lo cual puede ser difícil de llevar a cabo porque el dolor dificulta la realización de los distintos movimientos necesarios.

También son necesarios una serie de análisis y pruebas de laboratorio, todos ellos no invasivos. Estos incluyen

LEER mas   Cervicalgia postraumatica: Mejores tratamientos, curas y remedios

Radiografía, que es necesaria para evaluar la presencia de cualquier hueso roto o la pérdida de minerales de los mismos;
resonancia magnética para analizar los tejidos blandos;
La termografía, necesaria para analizar la temperatura de la piel y el flujo sanguíneo, especialmente en las extremidades afectadas.

Tratamiento de la causalgia

Cuando se diagnostica la causalgia y se comprueba que está presente, el tratamiento médico por sí solo puede ser ineficaz.

Como medida preventiva, se realizan una serie de inyecciones de anestésico, localizadas en el lugar donde el dolor es mayor, para bloquear de raíz las señales de dolor del sistema nervioso simpático y permitir así un alivio más o menos duradero: este remedio es eficaz para un rango de pacientes que va del 18% al 25%.

También se utilizan con frecuencia los antiinflamatorios más comunes, que deben tomarse de forma continua y constante durante el periodo de tratamiento.

Sin embargo, cuando éstos son insuficientes para calmar los síntomas de dolor, se pueden complementar con ellos:

antidepresivos y anticonvulsivos, que tienen un efecto más fuerte como analgésicos;
opiáceos, que se inyectan directamente en la columna vertebral para frenar intensamente el dolor;
esteroides con función antiinflamatoria.

Además, existe la llamada terapia física, más conocida como fisioterapia: el fisioterapeuta especializado puede utilizar una técnica de estimulación transcutánea para enviar impulsos eléctricos a la zona localizada del dolor con el fin de cortar de raíz los síntomas más fuertes.

Por último, no es infrecuente el uso de la terapia de calor, que se lleva a cabo con la ayuda de una especie de placa eléctrica que se aplica en la zona afectada por el dolor a intervalos periódicos a lo largo del día.

LEER mas   Artralgia de rodilla: Mejores tratamientos, curas y remedios

El uso de la cirugía para tratar la causalgia

El uso de la cirugía se denomina simpatectomía quirúrgica, es decir, cirugía dirigida a los signos específicos de la enfermedad, que es eficaz en cerca del 80% de los pacientes que sufren de causalgia, especialmente los que padecen distrofia simpática refleja.

Desde el punto de vista quirúrgico, también pueden utilizarse otras técnicas menos invasivas. Estos son:

-endoscopia anterior y torácica;
-radiofrecuencia percutánea y supraclavicular.

La cirugía no suele entrañar riesgos y sólo se producen complicaciones en un 5% de los pacientes. Entre estas complicaciones, podemos mencionar

-colapso del pulmón
-Dolor localizado en las costillas;
-lesiones medulares generalizadas;
-Síndrome de Homer: se caracteriza por diversos síntomas, como la ausencia de sudoración, párpados caídos, pupilas ligeramente contraídas.

Remedios para aliviar el dolor

En algunos casos, el uso de estos productos ha aliviado el dolor, pero está claro que no resuelven el problema en su origen.

Artrolux Crema

artrolux opiniones
  • Alivia el dolor

  • Efecto rápido

  • Elimina la hinchazón

  • Antiséptico

  • Renueva las fibras musculares

Artrolux +

Artrolux+
  • Con polvo de perlas

  •  Regenera las articulaciones

  • Regenera los tejidos

  • Alivia el dolor articular

  • OK para la artritis

  • OK para la artrosis

  • OK para la osteocondritis

  • Ingredientes naturales

  •  Aprobado por el Ministerio de Sanidad

Aceite de CannabisVital

eco natural aceite cbd
  • Aceite de cannabis de alta concentración

  • Alivia instantáneamente el dolor

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Restablece la movilidad de las articulaciones