Dolor en la articulación del brazo: causas y remedios

Dolor en la articulación del brazo

Qué son las articulaciones

Dolor en las articulaciones del brazo

¿Dolor en la articulación del brazo que es exactamente ? Esta premisa puede parecer superflua, pero en realidad es esencial para comprender mejor la naturaleza de los problemas articulares, los distintos casos en función del dolor sufrido y cómo actuar para remediarlo.
Las articulaciones de todo nuestro cuerpo son literalmente los puntos de unión de los huesos; hay alrededor de 360 y tienen múltiples funciones.

La primera es, obviamente, permitir la movilidad entre las partes, articulando nuestro sistema esquelético con movimientos de distinta naturaleza según cada estructura. La segunda función es garantizar la integridad y la resistencia del propio esqueleto.

La tercera, por supuesto, es evitar la peligrosa fricción entre los extremos de los huesos en varios puntos de unión, formando cojines de enorme importancia para la salud general y el buen funcionamiento mecánico de la articulación.

Las partes que mantienen unidos los huesos pueden ser de tejido fibroso, cartilaginoso o líquido, según su función específica.

Sin embargo, desde el punto de vista funcional, las articulaciones pueden clasificarse en inmóviles o sinartrosis, como las del cráneo en los adultos, por ejemplo, hipomóviles o antiartrosis con movilidad limitada, como las de las vértebras, o muy móviles o diartrosis, como en el caso de la articulación del hombro, con su enorme poder de movilidad.

Cómo es el Dolor en la articulación del brazo

El dolor articular puede ser muy diferente en cada caso, más o menos intenso o repentino según las causas. La sensación de dolor puede ser constante, ocasional y también presentarse en forma de escozor o de punzadas profundas. A veces se puede experimentar un dolor articular sin inflamación, a veces la sensación desagradable es constante incluso en reposo, pero más a menudo se experimenta bajo tensión o durante el movimiento de la propia articulación. Este tipo de dolor es muy común, con una clara mayoría entre los mayores de 65 años, pero no excluye a los más jóvenes ni a los deportistas.
Cuando el dolor aparece de forma repentina y dura un tiempo relativamente corto se denomina agudo, mientras que los casos de dolor constante y prolongado durante más de un mes se denominan dolor persistente o crónico.
Las consecuencias de estos dolores y problemas relacionados, además del propio dolor, pueden ser la parálisis forzada o la limitación de la motilidad de la articulación, la rigidez general, la hinchazón y diversas deformidades de la zona afectada.

LEER mas   Dolor en la articulación del tobillo: causas y remedios

¿Cuáles son las causas del dolor en la articulación del brazo?

Las causas del dolor articular pueden ser numerosas y pueden afectar a una o ambas extremidades en diferentes lugares. Es importante diferenciar los grupos de edad.

Generalmente, en el caso de los ancianos, el dolor se debe a la aparición de artrosis y polimialgia reumática, mientras que en la edad adulta, es decir, antes de los 65 años, es más frecuente la aparición de artritis reumatoide. Los jóvenes padecen con mayor frecuencia artritis reactiva y enfermedades del tejido conectivo, como el temido lupus eritematoso sistémico.

Por lo tanto, no es un problema exclusivo de las personas mayores o de las que avanzan hacia la edad adulta, y entre las causas y los factores de riesgo suelen figurar otras afecciones.

La obesidad es un factor muy común en el dolor articular, incluso en los brazos, pero también las lesiones por estrés debidas al uso intensivo de una articulación, la osteoporosis y, por último, todas las anomalías genéticas o musculoesqueléticas.

Entrando en más detalles sobre los brazos, a menudo muchos de los dolores que se creen articulares provienen en realidad de los tejidos de las inmediaciones. Son temibles, por ejemplo, la tendinitis o la bursitis.

Las articulaciones de los brazos pueden ser puestas a prueba por una mala postura en los hombros, codos, muñecas y manos, ya sea durante el trabajo (por ejemplo, largas horas en el ordenador trabajando con el ratón), actividades gimnásticas o trabajos manuales extenuantes. También son frecuentes las lesiones directas, como las compresiones, los esguinces y los impactos perjudiciales.

Entre las causas más graves, por lo que nunca debe pasarse por alto el dolor articular o más, están también las posibles infecciones víricas o bacterianas, la aparición de enfermedades como la artritis reumatoide o la artritis psoriásica.
Un hecho que suele incluirse entre los posibles síntomas de la enfermedad articular es el llamado “crujido” de las articulaciones.

LEER mas   Dolor de articulaciones en la mano: causas y remedios

Sin embargo, se ha demostrado que se trata de un hecho inofensivo, más frecuente en la edad adulta debido al progresivo adelgazamiento del tejido cartilaginoso entre los huesos. Algunos incluso afirman que crujir los dedos con frecuencia puede provocar artritis, pero afortunadamente esto no es cierto.

Qué articulaciones de los brazos están afectadas por el dolor

Como hemos visto, el dolor articular en los brazos es muy común y también tiene diversas causas. Uno de los dolores más conocidos es quizás el de la muñeca, pero el hombro y el codo tampoco son inmunes.

En los dedos no faltan los dolores más o menos agudos en sus numerosas articulaciones pequeñas, a menudo debidos a acontecimientos traumáticos: los jugadores de deportes como el voleibol o los trabajadores manuales, quizá en contacto frecuente con el agua, saben algo de esto.

El dolor no debe ser ignorado dondequiera que se produzca, especialmente si no desaparece después de un período de descanso.

En estos casos, siempre es conveniente consultar a su médico para que le dé una opinión exhaustiva o le remita a un especialista.

Remedios para el Dolor en la articulación del brazo

El remedio más obvio es el descanso. Evitar la presión, la tensión y el estrés en la articulación, mantener una postura correcta y mejorar el estilo de vida dietético para corregir cualquier situación de sobrepeso.

En los casos leves ayuda la aplicación de cremas con poder analgésico y el uso de suplementos naturales, mientras que para situaciones más graves se pueden recetar antiinflamatorios, relajantes musculares y corticoides.

Artrolux Crema

artrolux opiniones
  • Alivia el dolor

  • Efecto rápido

  • Elimina la hinchazón

  • Antiséptico

  • Renueva las fibras musculares

Artrolux +

Artrolux+
  • Con polvo de perlas

  •  Regenera las articulaciones

  • Regenera los tejidos

  • Alivia el dolor articular

  • OK para la artritis

  • OK para la artrosis

  • OK para la osteocondritis

  • Ingredientes naturales

  •  Aprobado por el Ministerio de Sanidad

Aceite de CannabisVital

eco natural aceite cbd
  • Aceite de cannabis de alta concentración

  • Alivia instantáneamente el dolor

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Restablece la movilidad de las articulaciones

Los masajes realizados por personal capacitado y la rehabilitación fisioterapéutica pueden conducir en última instancia a una cura eficaz y definitiva.