Fish factor omega 3¿Funciona Fish Factor para las articulaciones? Precio y opiniones

Fish factor omega 3

Fish factor omega 3: ¿Funciona para las articulaciones?

Fish factor omega 3, un innovador complemento alimenticio que contiene Omega 3, vitamina C, ácido hialurónico y glucosamina, es uno de los aliados más poderosos del organismo para prevenir y tratar la inflamación de las articulaciones.

Elaborado en forma de perlas que se toman con agua, este complemento alimenticio es especialmente útil para introducir sustancias en el organismo, sobre todo los ácidos grasos poliinsaturados que se engloban bajo el epígrafe de Omega 3, cuando la alimentación por sí sola es insuficiente.

Factor pescado

Diseñado hasta el más mínimo detalle para garantizar que el organismo disponga de todos los nutrientes que necesita, el nuevo complemento alimenticio Fish factor omega 3 combina eficazmente la acción de la vitamina C con la fuerza del Omega 3, el poder del ácido hialurónico con la glucosamina, para un complejo vital sin el que es realmente difícil vivir.

Diseñado para ayudar a restablecer la función adecuada de los huesos, cartílagos y articulaciones, Fish factor omega 3 puede utilizarse como parte de una dieta sana y variada y para ayudar a proteger el cuerpo durante las largas sesiones de entrenamiento. Al restablecer la actividad y la función normales de las articulaciones, Fish factor omega 3 actúa de forma específica y práctica para combatir la inflamación de las articulaciones que dificulta o impide el movimiento normal de nuestros miembros.

La degeneración de los tejidos, la pérdida de cartílago y la inflamación de las articulaciones, además de estar causadas por el avance de la edad, también pueden ser consecuencia de un traumatismo, un estilo de vida poco saludable, la artrosis y la artritis reumatoide, una forma de diabetes bien desarrollada e incluso la obesidad o las enfermedades autoinmunes.

Así, Fish factor omega 3 actúa directamente sobre las articulaciones de forma totalmente natural y sin contraindicaciones, aliviando el dolor y ayudando a prevenir el deterioro fisiológico del cartílago.

¿Qué son las articulaciones?

Como acabamos de ver, Fish factor omega 3 se desarrolló como un complemento alimenticio para el cuidado y el bienestar de las articulaciones del cuerpo. Pero cuando hablamos de articulaciones, ¿a qué nos referimos exactamente?

Consideradas como estructuras anatómicas muy complejas, las articulaciones unen dos o más huesos y pueden ser muy diferentes entre sí. El cuerpo humano tiene alrededor de 360 articulaciones, cada una de las cuales cumple una función específica, principalmente la de mantener unidos varios fragmentos óseos para garantizar que el esqueleto sea lo más estable y funcional posible.

Desde un punto de vista eminentemente estructural, las articulaciones se dividen en fibrosas, cartilaginosas y sinoviales: mientras que en el primer caso los huesos se mantienen unidos por tejido fibroso, en el segundo están unidos por cartílago, mientras que en el último están separados por cavidades más o menos intensas. Otra clasificación fundamental de las articulaciones es la que las subdivide según su función específica. Por lo tanto, se dividen en:

Sinartrosis, que mantiene las cabezas óseas fuertemente unidas para evitar el movimiento;

anfiartrosis, identificando con esta nomenclatura aquellas articulaciones que unen dos superficies cubiertas por cartílago;

diartrosis, localizada en las rodillas, los dedos de las manos, los dedos de los pies y los hombros y que permite una mayor amplitud de movimiento.

Según su función específica y su estructura precisa, las articulaciones permiten una mayor o menor capacidad de movimiento y flexibilidad. Está claro, por tanto, que el bienestar de las articulaciones tiene una importancia fundamental para el nivel general de nuestro organismo.

El dolor y la inflamación, más o menos intensos, que pueden afectar a las articulaciones pueden dar lugar a una cierta rigidez articular, especialmente molesta por la mañana o tras un largo periodo de reposo, generando una importante pérdida de función del hueso afectado.

Precisamente por eso, la suplementación regular de Fish factor omega 3 no sólo garantiza el bienestar general del organismo, sino que también protege la salud de las articulaciones en caso de lesiones, traumatismos articulares, fracturas y procesos degenerativos, cada vez más frecuentes a medida que envejecemos.

¿Qué enfermedades pueden afectar a las articulaciones?

Todas las enfermedades articulares y las enfermedades degenerativas que afectan a nuestro esqueleto se encuentran entre los principales responsables de los dolores intensos que se irradian por todo el cuerpo y que se vuelven inmanejables cuando la inflamación alcanza sus niveles máximos.

LEER mas   Pomada de cannabis ¿Funcionan los ungüentos de CBD para la artritis, el dolor? Aquí están los mejores

El dolor, la hinchazón, la dificultad para sentarse en una posición o para permanecer erguido durante un periodo prolongado, con el tiempo afectan a nuestra vida, dificultando o incluso imposibilitando las tareas cotidianas.

Pero, ¿por qué deberíamos renunciar a movernos libremente y a practicar los deportes que nos gustan si, gracias a Fish factor omega 3, podemos mejorar nuestros hábitos de vida y proteger nuestras articulaciones de todas las agresiones y tensiones externas que nos llegan continuamente?

No es casualidad que las enfermedades articulares degenerativas sean mucho más frecuentes con la edad. La artrosis, la artritis y la osteoporosis, que pueden aparecer fácilmente a partir de los 60 años, provocan una degeneración de los tejidos, una pérdida funcional de la capacidad de movimiento y una marcada reducción de la masa ósea que, junto con otros factores externos, conducen a la inflamación y al dolor constante, dificultando incluso las tareas cotidianas más mundanas.

Como ya hemos señalado, y como explicaremos con más detalle a continuación, nuestra capacidad de movimiento, la flexibilidad de nuestros miembros y la posición correcta de nuestro esqueleto dependen del bienestar de nuestras articulaciones. Por eso no debemos subestimar el dolor que nos ataca de repente y no se calma ni siquiera después de un largo periodo de descanso.

Si no queremos tener que recurrir siempre a los antiinflamatorios, para no correr el riesgo de acostumbrarnos a ellos y no poder conseguir los efectos deseados, Fish factor omega 3 es el compromiso adecuado para mantener no sólo nuestras articulaciones, sino nuestro cuerpo sano.

Como todos los suplementos, Fish factor omega 3 puede no tener el efecto deseado inmediatamente, ya que cada cuerpo tiene sus propias necesidades específicas y necesita tiempo para encontrar su equilibrio. Pero con Fish factor omega 3, podemos volver a nuestra vida normal y decir por fin adiós al dolor y la rigidez.

Descubra los puntos fuertes de Fish factor omega 3

Tras haber “experimentado de primera mano” el rico mundo de las articulaciones y haber descubierto lo importante que es su papel para el bienestar de nuestro organismo, veamos ahora cómo funciona el Factor Fish y cuáles son sus puntos fuertes.

A base de Omega 3, vitamina C, ácido hialurónico y glucosamina, Fish factor omega 3 favorece la regeneración del cartílago articular, protege el propio cartílago, que se considera un verdadero nutriente del líquido sinovial que recubre las articulaciones, tiene una función antiinflamatoria y participa en la síntesis del colágeno, una de las proteínas más importantes del cuerpo humano.

Pero, ¿cómo actúan los distintos componentes de Fish factor omega 3 en el organismo?

La glucosamina forma parte del líquido sinovial y es sintetizada directamente por los contracitos a partir de la glucosa. Además de permitir la regeneración del cartílago articular desgastado, es útil para cubrir el vacío existente entre la degradación y la posterior renovación del cartílago.

Otra sustancia que se encuentra en el líquido sinovial, el ácido hialurónico, es uno de los principales responsables de la vida y el bienestar de las articulaciones. Presente de forma natural en el organismo, el ácido hialurónico cumple una función similar a la de un amortiguador o cojín.

Lubrica las articulaciones y se encarga de que funcionen y tengan la mayor movilidad posible, favoreciendo que el cuerpo reaccione correctamente ante cualquier traumatismo o fractura que pueda producirse.

En cuanto a la importancia de la vitamina C para nuestro físico, hay muy poco que decir. Además de ser un potente antioxidante y una valiosa ayuda en la lucha contra los radicales libres, el ácido ascórbico estimula el sistema inmunitario reaccionando rápidamente a las agresiones externas y es el principal contribuyente a la producción de colágeno, el elemento fundamental del tejido conjuntivo. El último ingrediente de Fish factor omega 3 es el ácido graso poliinsaturado, comúnmente conocido como Omega 3.

El Omega 3 es uno de los nutrientes más importantes y esenciales para la vida y el funcionamiento del cuerpo humano. Reduce la inflamación dolorosa de las articulaciones, pero también realiza una serie de funciones muy importantes, como actuar como recubrimiento de las membranas celulares, ayudar a combatir la ansiedad y la depresión, contribuir al perfecto funcionamiento del sistema cardiovascular, combatir los triglicéridos y el colesterol, proteger la vista, así como mejorar el sueño y el estado de ánimo.

Así, los omega 3 inhiben la producción de citoquinas responsables de los principales procesos inflamatorios, reducen drásticamente la producción de adhesinas, las estructuras accesorias de las bacterias, tienen la capacidad de reabsorber los tejidos dañados y actúan como agentes antiinflamatorios naturales.

Todos estos nutrientes, algunos de los cuales son imposibles de ingerir sólo a través de los alimentos, deben ser suministrados al organismo en forma de suplementos específicos.

El Fish factor omega 3, disponible en forma de pequeñas perlas, no sólo aporta al organismo todos los nutrientes que necesita, sino que también es una valiosa ayuda para el bienestar de las articulaciones, que están constantemente expuestas a fracturas, tensiones externas y traumas de diversa índole.

LEER mas   Eco natural aceite cbd: ¿Funciona el aceite de Cannabisvital para el dolor? Posología, Opiniones, Precio

¿Qué importancia tiene el Omega 3 para nuestras articulaciones?

Como hemos visto hasta ahora, el Omega 3 es la base del suplemento articular Fish factor omega 3. Considerados como un nutriente fundamental para el organismo, se consideran esenciales porque, a diferencia de las grasas saturadas y monoinsaturadas, los ácidos grasos poliinsaturados no pueden producirse a partir de la glucosa y deben tomarse con los alimentos o en forma de suplementos.

Los ácidos grasos omega 3 se encuentran principalmente en el pescado -sobre todo en el bacalao, el salmón, el arenque, las anchoas, la lubina y la trucha– y en los frutos secos, sobre todo en las semillas de calabaza, las nueces, los pistachos y los cacahuetes. Cuando el organismo comienza a carecer de Omega 3, además de provocar importantes desequilibrios en el hígado y en el sistema digestivo, se desencadenan una serie de inflamaciones en los tejidos que provocan dolores y molestias constantes, así como cierta dificultad de movimiento.

No es casualidad que las articulaciones sean las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir inflamaciones, traumatismos y fracturas como consecuencia de una deficiencia prolongada de Omega 3. Por lo tanto, si una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados no cambia por sí sola la situación, y la inflamación de los tejidos y las articulaciones se vuelve menos manejable y más dolorosa, tomar Fish factor omega 3 es realmente indispensable.

Cómo proteger las articulaciones con Fish factor omega 3

Como uno de los complementos alimenticios más completos y con funciones específicas, Fish factor omega 3 se considera uno de los mejores aliados para la vida y el bienestar natural de las articulaciones. Aunque Fish factor omega 3no es un medicamento ni una ayuda médica, sería recomendable consultar a un médico o especialista antes de tomarlo, ya que este tipo de complemento alimenticio también ayuda a prevenir la artrosis y la degeneración de las articulaciones.

En el caso de una artrosis confirmada médicamente, el Factor Fish puede ayudar a ralentizar los procesos articulares degenerativos, mejorar la función motora y reducir significativamente el dolor.

Al no ser un medicamento, no cura ni previene la enfermedad, pero es un aliado útil para controlar el dolor y las molestias generales debidas a la inflamación de diversos grados en las articulaciones.

Aunque los resultados conseguidos pueden variar de una persona a otra, como veremos en breve, siempre hay que tener en cuenta que la acción de un complemento alimenticio, sea del tipo que sea, nunca puede ser tan rápida como la de la toma de uno o varios medicamentos diseñados para ese fin específico.

En este caso, será el médico quien valore la conveniencia de incluir Fish factor omega 3 en nuestra rutina y dieta diaria, así como la forma y el momento de tomarlo, para comprobar su eficacia.

En general, la dosis recomendada es de dos perlas de suplemento de Fish factor omega 3 al día, tomadas con agua u otros líquidos, preferiblemente con el estómago lleno para potenciar su efecto.

¿Cuáles son los beneficios de Fish factor omega 3?

Recientes estudios científicos han demostrado que la ingesta controlada pero prolongada de las articulaciones del Fish factor omega 3 es absolutamente inestimable para el bienestar general de nuestro organismo.

La piel está más firme y brillante, las articulaciones se fortalecen, el sistema cardiovascular mejora y también aumenta la producción de colágeno, el propio andamiaje sobre el que se construyen los tejidos conectivos del cuerpo humano.

No es una ventaja menor, sobre todo si se tiene en cuenta que nuestro cuerpo está constantemente expuesto a tensiones en las rodillas, la espalda, las caderas, los hombros y los dedos de las manos y de los pies, que pueden provocar dolores e inflamaciones especialmente molestos si no se protegen adecuadamente.

Cómo mantener las articulaciones sanas con el Fish factor omega 3

Adoptar un estilo de vida saludable, llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio moderado puede ayudar a mejorar la salud de las articulaciones. Sin embargo, a menudo todo esto puede no ser suficiente, y es posible que necesitemos buscar ayuda externa para resolver el problema de la rigidez en nuestras articulaciones.

Fish factor omega 3, no en vano está considerado como uno de los suplementos más completos y eficaces del mercado, mejora el tono muscular e incide en el bienestar de las articulaciones, fortaleciéndolas y manteniéndolas en perfecto estado de salud. Por supuesto, Fish Factor por sí solo no puede hacer milagros, no puede regenerar el cartílago y no puede restaurar las articulaciones a su estado óptimo.

Para evitar la inflamación y prevenir la rigidez y las molestias, además de tomar el suplemento con regularidad, es necesario mantener un peso saludable para no sobrecargar el fémur, las rodillas, la espalda y los pies; hacer ejercicio ligero para fortalecer específicamente los músculos que protegen y rodean las articulaciones; y adoptar una postura correcta para proteger las articulaciones del cuello y la espalda; utilice las articulaciones más grandes, especialmente cuando cargue pesos; evite el estrés articular, que se considera uno de los principales factores que contribuyen a la artrosis; cambie de posición con frecuencia si trabaja continuamente en un PC o se ve obligado a permanecer de pie durante un periodo prolongado; utilice todo el equipo de protección si practica determinados tipos de deporte y, sobre todo, aprenda a escuchar a su cuerpo.

LEER mas   Almohada termica ¿Funciona para el dolor de cuello? Opiniones y precios

Cuando el dolor resultante de la inflamación comienza a sentirse, es necesario detener la actividad inmediatamente y tomar un descanso, precisamente para evitar agravar una situación ya compleja.

¿Hay alguna contraindicación para tomar Fish factor omega 3?

A base de aceite de pescado, clorhidrato de glucosamina, recubrimiento de gelatina para las perlas, glicerina, ácido ascórbico, cera de abejas amarilla como espesante específico, lecitina de soja como emulsionante, ácido hialurónico, sal de sodio, óxidos de hierro y extracto de romero con efecto antioxidante,Fish factor omega 3 no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones particulares para su uso, aunque debe tomarse bajo el consejo de un médico.

Sin embargo, hay que dar algunos consejos. El Fish factor omega 3, al igual que un medicamento, sólo debe tomarse si lo indica específicamente un médico y debe mantenerse fuera del alcance de los niños menores de tres años. Por el momento, no existen advertencias particulares en relación con el embarazo o la lactancia: la toma del suplemento no ha mostrado efectos apreciables o significativos para demostrar si Fish Factor es seguro o no.

Evidentemente, nunca hay que superar la dosis diaria recomendada: dos perlas al día es la dosis adecuada.

Del mismo modo, no se conocen contraindicaciones para Fish factor omega 3, aparte de episodios aislados de hipersensibilidad a los componentes individuales del suplemento dietético.

En particular, los pacientes que estén en tratamiento con medicamentos anticoagulantes con cumarina y los que sufran irritación gástrica deben consultar a su médico para evitar la hipersensibilidad o la interacción con la glucosamina de Fish Factor. En este caso, el especialista puede recomendar la toma de una sola perla soluble en lugar de las dos comúnmente recomendadas y que figuran en el propio envase de Fish factor omega 3.

¿Cuánto cuesta Fish factor omega 3?

Fish factor omega 3 se puede comprar online y en farmacias sin ningún tipo de receta, precisamente porque no estamos hablando de un medicamento, Fish factor omega 3 tiene un muy buen precio online y depende de la cantidad de cápsulas. Su precio es de unos 16 euros por 60 cápsulas.

Aquí están las mejores ofertas en línea:

¿Qué opinan las personas que han probado Fish factor omega 3?

Como uno de los productos más vanguardistas del mercado de suplementos, Fish factor omega 3 ha recibido críticas positivas de la mayoría de las personas que lo han probado. Quienes lo han comprado han alabado su facilidad de uso con agua o cualquier otro líquido, y el hecho de que pueda tomarse fácilmente en cualquier momento del día, siempre que se tome con el estómago lleno para potenciar su eficacia y su potencial.

Recomendado por los especialistas para fortalecer las articulaciones y eliminar la inflamación sin necesidad de tratamiento médico, el Factor Fish ha demostrado ser especialmente útil para combatir la coxoartritis de la cadera, que puede ser muy dolorosa e incapacitante con el tiempo, para aliviar el dolor y la tensión en la rodilla y para mejorar el bienestar general de los tendones.

Aunque muchas personas, al menos al principio, se mostraban escépticas sobre el uso y la función de Fish Factor, ahora han entrado en razón al experimentar los beneficios del suplemento para todo el organismo.

Además, los efectos beneficiosos del suplemento pueden verse muy rápidamente. Las personas que se quejaban de un dolor cada vez más intenso y persistente en la parte inferior del torso, que les causaba molestias en las rodillas, los tobillos e incluso los dedos de los pies, tomaron el Factor Fish con regularidad durante unos dos meses e inmediatamente notaron mejoras notables, como la desaparición de la rigidez matutina y la dificultad para estar de pie incluso durante unos minutos.

Otras ventajas alabadas por quienes han decidido utilizar Fish factor omega 3 para mejorar el estado de sus articulaciones son que el suplemento puede tomarse también durante el tratamiento con otros medicamentos o complementos alimenticios. Como ya se ha señalado, Fish Factor no es un medicamento, sino un suplemento. No tiene contraindicaciones ni riesgos para la salud y, como tal, puede consumirse libremente y sin riesgos.

Los consumidores también aprecian el hecho de que Fish factor omega 3 no tenga ningún sabor: es perfectamente insípido e inodoro, pero a pesar de estar basado en Omega 3 y aceite de pescado, no tiene ningún regusto particular y puede tomarse incluso si se tiene aversión a los productos de pescado.

Por ello, este suplemento aprobado y recomendado se considera un aliado perfecto y seguro para restablecer el equilibrio general de nuestro organismo y mejorar el bienestar de nuestras articulaciones, expuestas constantemente a agresiones externas no siempre previsibles.